¿Qué es la ecualización y cómo ecualizar un equipo de sonido?

Seguro alguna vez escuchaste a alguien decir «Se debe ecualizar para que suene bien», y pues si, la ecualización forma parte de los ajustes que se deben hacer para que un equipo de sonido suene correctamente. ¿Pero realmente sabemos que es la ecualización?.

¿Qué es la ecualización?

Ecualizar significa aumentar o disminuir la intensidad de las frecuencias en el sonido. Bien sea el sonido de un instrumento o la mezcla de audio de un tema musical.

La ecualización sirve para mejorar o dar sentido al sonido. En producción musical y audiovisual, la ecualización se ajusta para crear sensaciones, por ejemplo, no es lo mismo el sonido de una voz que proviene detrás de una puerta que el sonido de una voz de una llamada telefónica. ¿Verdad que suenan diferentes?.

Por otra parte, también existe la ecualización de equipos de sonido, que sirve para hacer que un sistema de altavoces sea apreciado con mayor calidad sonora, añadiendo o quitando intensidad de frecuencias graves, medias o agudas que no sean necesarias o sean molestas de escuchar.

Ecualizador Gráfico 31 Bandas

¿Cómo ecualizar un equipo de sonido?

Para ecualizar correctamente un equipo de sonido es necesario utilizar un ecualizador de audio. Según el tipo de ecualizador podrás hacer mayor o menor cantidad de ajustes.

Existen equipos como los sistemas de sonido HIFI que integran presets de ecualización o ecualizadores básicos para que puedas ajustar las frecuencias de tu sistema de acuerdo a tus gustos, pero si tu equipo de sonido no dispone de esta función, entonces debes instalar un ecualizador externo, cómo por ejemplo, en el caso de los altavoces pasivos para coches.

Aunque lo correcto debe ser ecualizar los altavoces para que reproduzcan un sonido plano, siempre tendemos a realizar la famosa ecualización sonrisa.

Según el estudio de las curvas isofónicas de Fletcher y Munson, esto se debe a que el oído humano es capaz de escuchar sonidos graves, desde 20hz, hasta sonidos agudos, 20.000hz, pero no de forma plana. (Aunque todos los sonidos tengan la misma intensidad en decibeles).

Sonido plano en la ecualización
Sonido Plano
Ecualización Sonrisa
Ecualización Sonrisa
Curva de Fletcher y Munson
Curva de Fletcher y Munson

Tipos de ecualización

Existen principalmente 2 tipos de ajustes de ecualización, que no se deben confundir con los tipos de ecualizadores o tipos de filtros de ecualización. Son términos totalmente distintos, pero que están relacionados entre sí, así como la definición de audio y sonido.

Ecualización sustractiva o correctiva

Tal como su nombre lo indica, sirve para eliminar o corregir frecuencias de sonido no deseadas. Frecuencias de sonido que pueden ser muy chillonas (Medias-agudas), o frecuencias que pueden ser muy estruendosas (Frecuencias graves).

Cuando se realiza la ecualización correctiva, siempre se debe analizar primero ¿Cúal es el problema?. Es decir, puede ser que para lograr una ecualización perfecta, no haga falta subir la intensidad de las frecuencias agudas, sino bajar las frecuencias graves. 

Ecualización aditiva o creativa

Luego de hacer una ecualización correctiva, se puede aplicar una ecualización aditiva o creativa (Antes no). Es aquí donde puedes realzar determinadas frecuencias que consideres pueden hacer falta para mejorar la calidad del sonido del altavoz o parlante.

Por lo general, si subes un poco las frecuencias entre los 60Hz y 80Hz podrás sentir mucho más la sensación o presión de los sonidos graves, y al subir levemente entre los 6Khz y 8Khz, puedes disfrutar un poco más de los sonidos más agudos.

Todo depende de los tipos de sonidos que quieras escuchar, si buscas un sonido con más medios, puedes subir un poco más las frecuencias comprendidas entre los 1Khz y los 4Khz.

Tipos de filtros de ecualización

Los filtros de ecualización son fundamentales para realizar los ajustes en el ecualizador y comprender como ecualizar un equipo de sonido correctamente, logrando así una mejor calidad de sonido en tus altavoces profesionales.

Filtro Pasa alto (Hi Pass Filter)

Este tipo de filtro, permite el paso de las frecuencias altas (Agudas), a partir de la frecuencia de corte seleccionada.

En los equipos de sonido sirve para limpiar o eliminar las frecuencias graves en los altavoces medios y agudos (Tweeters).

Filtro Pasa Alto - Filtros de ecualización
Filtro Pasa Bajo - Filtros de ecualización

Filtro pasa bajo (Low Pass Filter)

Este tipo de filtro, permite el paso de las frecuencias bajas (Graves), a partir de la frecuencia de corte seleccionada.

En los sistemas de sonido, sirve para reducir o eliminar las frecuencias agudas de los altavoces graves (Subwoofers).

Filtro pasa banda

Este tipo de filtro es la suma de un filtro pasa altos y un filtro pasa bajos, ya que, solo permite el paso de un rango de frecuencias «medias o centrales».

En los equipos de sonido, sirve para ecualizar los altavoces de frecuencias de medios-bajos (Medios y Woofers).

Filtro Pasa Banda - Filtros de ecualización
Filtro notch - Filtros de ecualización

Filtro notch

Este tipo de filtro permite el aumento o disminución de una o varias frecuencias con un factor Q muy estrecho.

En los equipos de sonido, sirve para eliminar acoples de los monitores de escenario o altavoces de PA.

Consejos de Ecualización

Consejos sobre ecualización

Debido a que cada espacio y equipo de sonido tiene una acústica diferente no existe una única ecualización estándar para todo tipo de ocasiones, por lo qué te aconsejamos seguir los siguientes pasos para ecualizar tus altavoces profesionales.

1. Presta atención a tu entorno

Por muy extraño que parezca, el sonido que emiten los altavoces siempre será acorde con el tipo de espacio en que se encuentran, es decir, si te encuentras en una iglesia, es muy probable que escuches todo con mucha reverberación, para mejorar esto disminuye la intensidad en las frecuencias medias. 

2. Haz un barrido de las frecuencias

Si eres inexperto o te esta costando saber cuales son los tipos de sonidos que te están dando problemas, también puedes hacer un barrido, subiendo y bajando las frecuencias una por una hasta que notes que el problema disminuye o desaparece.

3. Si suena bien, es que está bien.

No sabemos quien inventó esta frase, pero seguramente fue un músico, técnico de sonido o productor musical; y la verdad que no se podía haber dicho mejor.

En ocasiones hacemos mucho más caso a nuestros ojos que a nuestros oídos. Debemos aprender a escuchar y diferenciar el cambio de antes y después de realizar los ajustes.