¿Qué son los decibeles y cómo se miden?

Seguramente has escuchado hablar de las unidades de medida, cómo por ejemplo la frecuencia, que cabe destacar, no es lo mismo que los decibeles. Aunque estos dos términos tienen una relación muy cercana con la definición del sonido y cómo se mide.

¿Qué son los decibeles?

En acústica, el decibelio es la medida utilizada para expresar la intensidad del sonido y se expresa con el símbolo dB, su nombre en homenaje a Alexander Graham Bell.

Aunque también existen otras variantes, cómo, por ejemplo, dos de las más utilizadas:

dB SPL

Hace referencia al nivel de presión sonora. Es la medida, por ejemplo, usada para referirse a ganancia o atenuación de volumen. Muy utilizada para medir el nivel de potencia de un altavoz.

dBu

El dBu expresa el nivel de señal en decibelios y referido a 0,7746 voltios, que es la tensión que aplicada a una impedancia de 600 Ω, desarrolla una potencia de 1 mW. Muy utilizado en sistemas de audio, como mesas de mezclas y reproductores de sonido.

Que son los decibeles

Cabe destacar que los decibeles son una medida relativa, ya que, no son unidades oficiales del Sistema Internacional de Unidades, como lo podrían ser el metro, el kilogramo, los segundos, los amperios, entre muchos otros. 

Es decir, el decibelio sirve para comparar dos valores de potencia, voltaje o intensidad.

Fórmula dB para comparar potencias (Watts)

Formula dB para medir potencia

Fórmula dB para comparar tensión (Voltajes)

Fórmula dB para medir tensión

Fórmula dB para comparar intensidad (Amperios)

Fórmula dB para medir intensidad
Como se miden los decibeles

¿Cómo se miden los decibeles?

Para medir los decibeles se utiliza una escala logarítmica porque la sensibilidad que presenta el oído humano a las variaciones de intensidad sonora sigue una escala aproximadamente logarítmica, no lineal.

En estudios sobre acústica fisiológica se descubrió que un oyente no puede dar una indicación fiable o exacta de la intensidad de un solo sonido, mientras que, si se le hace escuchar dos sonidos diferentes, puede ser capaz de distinguir la diferencia de intensidad. Por esta razón, el decibel es una medida relativa.

En acústica, los decibeles se pueden medir utilizando un sonómetro (Instrumento de medida que sirve para medir niveles de presión sonora).

Por ejemplo, si quieres saber cuanto es la intensidad de sonido de tus altavoces profesionales, puedes medirlo con un sonómetro obteniendo como resultado una medida en dB SPL.

Decibeles máximos permitidos

¿Cuánto es el máximo de decibeles permitidos?

Esta es la parte donde se puede entrar en un debate muy profundo, ya que, a pesar que existen organismos que establecen leyes y recomendaciones sobre el máximo de decibeles permitidos, finalmente nos debemos regir por las leyes de cada ciudad o comunidad autónoma según sea el caso.

Por ejemplo, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), recomienda 65 decibelios (dBA) como máximo de decibeles permitidos, pero en Barcelona se permite hasta un máximo de 75 decibelios.

Por otra parte, en Madrid, son mucho más restrictivos, permitiendo 35 dBA de día y 30 dBA de noche. Por ello, es mejor consultar la cantidad de decibelios permitidos según tu localidad.

¿Cuánto es 50, 70 y 90 dB? ¡Veamos la tabla de decibelios!

Para saber a qué equivale un valor en decibeles, podemos ver en la tabla de decibelios, ejemplos de niveles de ruido y actividades o máquinas cotidianas que producen esos niveles acústicos.

Tabla de decibelios

¿Qué es la contaminación acústica?

Se define como contaminación acústica al sonido excesivo o molesto provocado por las actividades humanas, cómo, por ejemplo: el tráfico, las industrias, locales de ocio, aviones, barcos, entre otros.

En ocasiones, no todos los sonidos excesivos o ruidos son considerados contaminación sonora. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define como ruido cualquier sonido superior a 65 decibelios (dB). En concreto, dicho ruido se vuelve dañino si supera los 75 dB y doloroso a partir de los 120 db.

Se recomienda no superar los 65 dB durante el día e indica que para que el sueño sea reparador el ruido de ambiente nocturno no debe exceder los 30 dB.

Contaminación acústica

¿Consecuencias de la contaminación acústica?

Aunque somos muchos los que nos gusta escuchar música a todo volumen y disfrutar de las mejores marcas de equipos de música para la casa o en nuestro coche, hay que tener en cuenta que el ruido excesivo y constante, además de efectos negativos sobre la audición (Tinnitus o sordera), puede provocar otros problemas en la salud humana.

Cambio de conducta y falta de sueño

No poder conciliar el sueño y dormir bien, puede provocar episodios de agresividad o irritabilidad, porque es importante no exceder los 30 dB al momento de irse a la cama.

Falta de memoria y atención

El oído necesita algo más de 16 horas de reposo para compensar dos horas de exposición a 100 dB. Por ello, El ruido puede afectar a nuestra capacidad de concentración.

Es importante que seas consiente que escuchar música a niveles de volumen muy altos puede provocar un bajo rendimiento a la hora de estudiar o prestar atención.

Cambios Psicológicos y Psicopatológicos

Si quieres mantener saludable en cuerpo y mente, sin duda alguna debes tener cuidado con el ruido, ya que, puede provocar episodios de estrés, fatiga, depresión y ansiedad, así como también, agitación respiratoria, aceleración del pulso, aumento de la presión arterial y dolor de cabeza